2022, triunfo de un hombre, partido de un hombre, gobierno de un hombre

Artículo de Roy Campos publicado en El Economista (08 junio 2022)

El pasado domingo 5 de junio se vivieron en México comicios electorales en seis estados y aunque representaban juntos solo el 12% del padrón electoral, su interés se centraba en el avance de morena y el resultado de las alianzas, veamos algunos resultados.

1.- Morena gana cuatro estados y la alianza gana dos, estos resultados eran los presupuestados aunque había dos estados que generaban interés, Durango donde se pensaba más cerrada y Tamaulipas donde se pensaba más abierta, pero los ganadores fueron la alianza y morena respectivamente como se presentaron desde que inició la campaña.

2.- Morena pasará de 16 estados gobernados a 20, y si a estos le sumamos estados con San Luis Potosí y Morelos de partidos aliados, tendríamos a un presidente “cercano” a 22 estados. Este número no lo ha tenido ningún partido desde 1999 cuando el PRI iba de salida, lo cual no es el caso de Morena.

3.- El los estados que controlará el presidente, 20, se acumula el 59% del padrón electoral y el 60% de los 300 distritos, es decir, se va haciendo de un control territorial importante rumbo a la elección de 2024.

4.- ¿Quiénes ganan y quiénes pierden? Como se ve, Morena y el presidente son ganadores, no hay duda de esto; gana también el INE que organizó, aguantó críticas, comunicó bien, hizo los PREP y los conteos rápidos en forma perfecta; ¿perdedores? El PRI, el PAN y la alianza, que ganan dos estados pero pierden poder. ¿Y Movimiento Ciudadano (MC)? Muestra debilidad, sus votos no hubieran servido para ganar ningún estado y no se coloca en segundo lugar en uno solo de ellos; para pelear requiere candidaturas populares porque no posee estructuras.

5.- Varios: Hubo ensayo de urna electrónica con éxito en Aguascalientes, se realizó una consulta con la elección en Quintana Roo, también con éxito; dos candidatos con segunda oportunidad ganaron (Oaxaca y Durango); tres senadores con licencia serán ahora gobernadores (Oaxaca, Hidalgo y Tamaulipas); las dos mujeres ganadoras construyeron su carrera en el ámbito local como presidentes municipales (Aguascalientes y Quintana Roo), con ellas habrá nueve mujeres gobernando, hace dos años solo había dos. Las participaciones en general bajan.

Hacia adelante

a.- ¿Qué pasará con las alianzas? En mi opinión la alianza PAN-PRI-PRD donde hoy el partido fuerte parece el PAN, seguirá hasta 2024, no sé si se logre en los dos estados de 2023 pero creo que es inevitable que se unan para la elección presidencial, solos son muy débiles y no presentan aún una candidatura que les dé fuerza, unidos crecen y pueden dar la batalla. En el caso de MC, no lo veo aliándose en 2023 pero sí entrando en pláticas para 2024, donde exigirá para unirse poner al candidato, ya que tiene a quien parece con más poder de crecer, Luis Donaldo Colosio Riojas.

b.- ¿Morena llegará a ser un partido hegemónico o perderá fuerza sin López Obrador? Es difícil saberlo, el referente histórico sería el Maximato creado por Calles en los años 30´s cuando fundó un partido y puso presidentes a su antojo (hasta que Cárdenas lo desterró); en ese caso Calles creó instituciones y un sistema político que funcionó, su partido, con cambios de nombre, se volvió hegemónico sin depender de su presidente, fue un partido de estructuras que durante décadas no tuvo oposición, hasta ahora ese camino no lo hemos visto pero aún es pronto para saberlo, por lo pronto los triunfos de 2018-2022 son atribuidos en gran medida a la popularidad y la narrativa de Andrés Manuel López Obrador.